Sito Busto, antiguo alumno de ISEM Fashion Business School
Sito Busto realizó un curso en ISEM Fashion Business School en 2003.

Sito Busto (FBA 2003) cuenta con más de 15 años de experiencia dentro del sector de la moda. Este antiguo alumno ISEM ha trabajado en empresas como LOEWE o El Corte Inglés, pero, además, se lanzó a emprender y puso en marcha varios proyectos relacionados con la moda. En 2011 creó C’over Agency, una distribuidora de marcas de fashion eyewear internacionales para el mercado español. Actualmente es el director estratégico y ejecutivo de AlanCrew, una agencia de estrategia y desarrollo de marca especializada en moda, belleza y lifestyle.

¿Cómo fue tu primer contacto con la moda?

Ya de adolescente me cautivó la creatividad y la publicidad, por lo que salí de Asturias para estudiar esta licenciatura en la Universidad de Navarra. Tuve la suerte de tener una estupenda formación en marketing con grandes profesores a la vanguardia de esta disciplina. Allí descubrí que la creatividad mola, pero la estrategia es igual de apasionante y tiene que estar un paso antes.

En el primer año de carrera se empezaron a organizar unas jornadas de moda en la universidad. Recuerdo a Enrique Loewe en 1994 hablando de la necesidad de ejecutivos dentro del sector; profesionales con gusto y sensibilidad para la entender la creación. Y allí fui yo detrás.

¿Por qué elegiste ISEM para seguir formándote?

Aunque trabajé tres años en una de las agencias pioneras en marketing digital en Madrid, desde la carrera venía leyendo y estudiando lo poco que se publicaba del negocio de la moda. Aquí en España no había nada prácticamente. Compraba bibliografía anglosajona sobre el sector en lo que entonces era solo una librería online americana de nombre Amazon.

Un compañero de carrera que ha estado vinculado a Inditex todos estos años y tenía inquietudes como yo me habló de un curso de postgrado. Valoré irme a especializarme a Londres, pero ISEM Fashion Business School me permitía seguir trabajando al mismo tiempo. Lo más importante para mí fue su visión como escuela de negocios dedicada a formar ejecutivos y emprendedores en la industria. En aquel momento ISEM estaba casi en pañales; fui de la segunda promoción, pero compartí pupitre con gente tan ansiosa de aprender como yo.

¿Qué te llevas de tu paso por el Executive Master in Fashion Business Administration?

Sinceramente, mi mujer. Al dejar El Corte Inglés, donde trabajaba de responsable de marketing de calzado, para crear mi primer proyecto personal fui a dar una ponencia al ISEM y me presentaron a Helena. Juntos montamos después una distribuidora de fashion eyewear hasta que nos vinimos a Barcelona. Ella era “la jefa”, como le llamaban los italianos, franceses y californianos con los que trabajábamos: es una persona muy inteligente y resolutiva, que me complementa profesional y personalmente.

¿Y a nivel profesional?

Para mí el máster fue un gran trampolín. Mi padre se tiraba de los pelos al ver que dejaba un buen puesto en una agencia de marketing para estudiar moda. Cuando vio que después aterrizaba en Loewe y más tarde en El Corte Inglés, se dio cuenta de que había hecho una buena apuesta.

Sito Busto en ISEM Fashion Business School
Además, Sito Busto volvió a ISEM en varias ocasiones para moderar y participar en diversas jornadas de formación.

Tu proyecto más reciente es AlanCrew, ¿en qué consiste?

Después de trabajar en varias empresas de moda, distribución y retail en áreas de producto, marketing y ventas, me di cuenta que tenía el conocimiento y “las canas” para asesorar a otras compañías. Surgió de forma espontánea un proyecto branding por parte de una de las marcas que distribuía, que materialicé a nivel visual con mi hoy socio Christian Beltri (ConspiracyStudio). Desde entonces hemos ido creciendo poco a poco definiendo estrategias de negocio y marca para varias empresas y start ups.

Acabáis de lanzar el informe MODE 2020, pero ¿qué es MODE 2020?

Es un informe que hemos planteado por varios motivos. Primero, porque necesitábamos poner a AlanCrew en el mapa, cosa que nos ha ayudado a conocer a muchos emprendedores que han sido, son y serán el futuro de la industria de la moda española. Segundo, porque pretendemos que el estudio ayude a abrir un debate sobre el papel de España en el sector, destacando las empresas más punteras en cada categoría de producto.

¿Cuáles son las conclusiones más interesantes?

Hemos identificado cinco ingredientes posibles para que una marca de moda española tenga éxito en el sector en los próximos años. Parte de un elemento de carácter más temporal, como la innovación; continúa con el compromiso socio-medioambiental que las empresas están desarrollando y que pronto será imprescindible; destacamos la singularidad de la artesanía y la fabricación en nuestro país; y consideramos imprescindible una apuesta por la narrativa de marca como ventaja competitiva sostenible y diferenciadora.

¿Cómo entiendes la moda en España? ¿Qué puedes destacar de este sector?

Creo que, gracias a la crisis, el nuevo perfil de emprendedor y el ejemplo de Inditex o Mango, hemos superado los años en los que moda España se identificaba con unas pasarelas locales que tenían más éxito en el papel couche que en las cuentas de resultados. Tanto por nuestra artesanía, como nuestra visión de país moderno e innovador, tenemos grandes oportunidades para tener una presencia destacada a nivel mundial. Hay sectores como la marroquinería, el calzado, el textil infantil o la moda nupcial que son la punta de lanza para tener un mayor protagonismo en la industria. Antiguamente siempre se decía que España tenía talento, pero que no había una industria que lo apoyase; afortunadamente, esto ya no es así y en el informe muchos ejemplos así lo confirman.


Lee la experincia de otros alumnos del Executive Master in Fashion Business Adminsitration – FBA


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *