El CV de Lucía Cuervo-Arango, antigua alumna de ISEM Fashion Business School, incluye más de 7 años de experiencia en las principales empresas de moda españolas: INDITEX, LOEWE y MANGO. Además, también incluye experiencia internacional en Alemania donde trabajó durante dos años en la marca C&A.

Esta antigua alumna del Executive Master in Fashion Business Administration (2009-2010) trabaja actualmente como Directora de Calzado en Mango.

Lucia Cuervo-Arango, antigua alumna de ISEM y actual Directora de Calzado en Mango.
Lucia Cuervo-Arango, antigua alumna de ISEM y actual Directora de Calzado en Mango.

¿Por qué decidiste cursar el Executive Master in Fashion Business Administration?

Quería reorientar mi carrera profesional. Había estudiado E-3 Doble licenciatura en Derecho y ADE en ICADE y llevaba ya varios años trabajando como abogado en el despacho Garrigues. Tras barajar diferentes opciones, tanto nacionales como internacionales, ISEM me convenció por tres cosas: (1) su filosofía de aunar talento creativo con talento empresarial, (2) su prestigio en el mercado y (3) sus buenas relaciones con los principales actores del sector, lo que se traduce en la posibilidad real de ofrecer salidas profesionales a sus alumni.

¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la moda?

Si ISEM me abrió las puertas del mundo de la moda, fue una profesional de INDITEX quien me dio la oportunidad. En aquel momento tenía poco más que ofrecer que mi sensibilidad hacia el producto y mi entusiasmo por trabajar en una empresa de moda. Ella lo valoró y apostó por mí, siempre le estaré agradecida.

Así empecé a trabajar en Massimo Dutti en Tempe, primero como product manager de tiendas físicas, después como responsable comercial de eCommerce (precisamente coincidiendo con el lanzamiento de la página web de la marca) y finalmente como coordinador de colección. 

Has trabajo en diferentes países y en empresas muy importantes dentro del sector de la moda, ¿cómo ha sido esta experiencia?

Todas estas experiencias me han hecho una profesional mas versátil, resiliente y con mayor capacidad de adaptación a los cambios, los entornos y los equipos, así como de aprender más rápidamente. Todos los retos que he asumido en los distintos sectores, empresas y países, me han dado una visión más amplia de la realidad y me han hecho una profesional más completa, capaz de evolucionar y transformarme.

De INDITEX me llevo la experiencia de haber trabajado en la empresa líder del sector; de LOEWE, la importancia del ADN de la marca y el producto; de C&A, el haber sido la mejor escuela para un comprador en lo que respecta a la rigurosidad en el manejo de los datos como base para tomar decisiones rápidas; y de MANGO, su capacidad de reinventarse y ser una empresa pionera.

Háblanos de la actualidad, ¿cómo es un día en Mango?

Una jornada en MANGO (igual que en muchas empresas de retail de moda) es todo menos aburrida. Nuestro día a día es muy dinámico, ninguno es igual que el anterior. Tomamos decisiones de forma continua en un contexto complejo y cambiante, orientados a resultados, poniendo a nuestro cliente en el centro y totalmente enfocados en el producto. 

En general, creo que solo puedes trabajar en este tipo de sector si realmente te apasiona, es emocionante y motivador, pero también muy intenso y exigente; diría que es cautivador y extenuante a partes iguales.

¿En qué consiste tu tarea como Directora de Calzado en Mango?

Como Directora de Calzado de MANGO, soy responsable de la cuenta de explotación de esa unidad de negocio dentro de la compañía, de la compra y de la venta. Cuento con un equipo de 10 personas, entre diseñadores, compradores y técnicos, y todos nuestros esfuerzos están encaminados a ofrecer cada temporada la mejor colección de calzado del mercado para nuestras clientas. 

¿Cómo te ha ayudado la formación recibida en ISEM en el desarrollo de tu carrera profesional?

ISEM me dio la formación y los contactos que necesitaba para entrar a formar parte del mundo de los profesionales moda. Además, me dio la oportunidad de conocer a personas maravillosas que, desde entonces, tengo la gran suerte de llamar amigos. 


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *