Enrique Quesada (FBA 07) comenzó en el sector de la moda desde abajo, como aprendiz de vendedor. Consiguió adquirir experiencia a lo largo de los años, pasando por todos los puestos dentro de la cadena de valor de la moda. No obstante, comprendió que toda ese conocimiento necesitaba de una estructura para apoyarse y ser todavía más eficaz. 

Entonces conoció ISEM Fashion Business School. No se lo pensó dos veces, lo vio claro. Hoy en día, sigue agradecido por su paso por el Executive Master in Fashion Business Administration. 

Quesada en una de las clases del FBA.

Tras años trabajando en el mundo de la moda, ¿podrías contarnos cómo empezaste en el sector y cómo ha ido evolucionando tu carrera profesional?

Podría decir que llevo en el mundo de la moda toda una vida. Siempre me llamó la atención la moda, las tiendas, el comercio textil…, y, siendo muy joven, decidí que no continuaría con la tradición de los negocios de mi familia. Así, comencé a compaginar el trabajo en tienda y los estudios.

Empecé desde muy abajo, en algo que hoy en día ya no existe, el puesto de “aprendiz de vendedor”. Entonces no se podía atender a un cliente hasta que no pasaran entre 6 meses y un año trabajando, y se aprendían tareas logísticas, confección y composturas, pero, sobre todo, te enseñaban a observar a los vendedores, a conseguir la excelencia en la atención al cliente, era el método old school

Posteriormente fui pasando por todos los puestos dentro de la cadena del retail, adaptándome a la evolución del sector; desde posiciones más enfocadas al cliente a las de gestión o estratégicas.

Existen muchos puestos diferentes dentro de la industria de la moda, y muchos de ellos son desconocidos para la mayoría de la gente,  ¿en qué consiste el trabajo de un Senior Retail Manager?

Un Senior Retail Manager es el responsable total del portfolio de tiendas asignadas, de su cuenta de resultados, de su equipo directo e indirecto. Además, este debe coordinarse con todos los departamentos involucrados en el día a día de una tienda para tomar decisiones estratégicas y conseguir una gestión integral.

La importancia de los mínimos detalles en el modelo de negocio de los outlets es máxima.

Si uno piensa en tienda outlet, puede imaginar que, por el propio modelo, el producto tiene mayor facilidad de venta que en una tienda full price. ¿Es esto así? 

He tenido la inmensa fortuna de vivir el desarrollo y evolución del canal outlet en España desde hace más de 20 años, y aunque en sus comienzos el perfil del cliente estaba más enfocado a un cliente aspiracional de marca, desde hace 10 años aproximadamente, la tipología de cliente que compra en full price y outlet es la misma: es la llamada compra inteligente.

¿Qué importancia tienen los detalles en esta división tan particular del mundo de la moda? 

Los detalles tienen muchísima importancia, la agilidad, el producto correcto con el precio adecuado y en el momento preciso, son algunas de las fórmulas de éxito de este canal.

¿Qué factores hacen que unos outlet funcionen mejor que otros?

Son tantísimos factores los que intervienen que es complicado sintetizarlo, pero si nos fijamos en la evolución del canal, veremos que ya no es solo el factor precio, que lo que antes eran “tiendas de fábrica” ahora son boutiques, el staff de tienda ya no solo se limita a atender, sino a crear una experiencia satisfactoria de compra al cliente, la exposición del producto, la ubicación… El que no cumple estos estándares, tiene complicado funcionar bien.

¿Qué características consideras que son imprescindibles para una persona que quiere hacer carrera en el mundo de la moda?

Al igual que en todas las profesiones, tienes que tener pasión por lo que haces. Este es un mundo que te enamora y, aunque es una industria muy dura, muy competitiva, con un nivel de exigencia brutal, cuando haces lo que te gusta, nada te cansa. Es un sector que requiere habilidades interpersonales, empatía, sensibilidad e, indudablemente, conocimientos de gestión que transformen y moneticen la creatividad para convertirla en un negocio rentable.

Y, en cuanto al vendedor, ¿qué habilidades debe tener este?

Desde mi punto de vista, la figura del vendedor es clave e imprescindible en nuestra industria, son los responsables de hacer realidad toda la cadena de la moda; diseño, producción, logística, back office, marketing… Es quien hace llegar al cliente el resultado final y debe tener la capacidad de crear una empatía más allá del producto, transmitiendo la filosofía y los valores de la marca.

Un buen vendedor debe ser buen comunicador, empático, observador, honesto con el cliente y, por supuesto, debe tener conocimiento del producto y de tendencias de mercado. Esto, entre otras muchas características.

En 2007 decidiste cursar el Executive Master in Fashion Business Administration de ISEM, ¿por qué escogiste ISEM para formarte?

Mi inquietud siempre ha sido la formación continua, y al enterarme de que existía un MBA específico en la industria de la moda, no me lo pensé, era algo diferente a todo lo que existía en moda: había escuelas de diseño, patronaje y demás, pero nada en gestión.

Ya estabas trabajando en el sector de la moda, ¿por qué realizaste el máster entonces?

Puedo afirmar que hacer el Master de ISEM supuso un antes y un después en mi carrera profesional. Tenía mucha experiencia, pero necesitaba adquirir conocimientos para afrontar la gestión de una forma más objetiva y numérica, y en ISEM me dieron todas las herramientas para gestionar y medir de una manera estructurada. La intuición profesional y la experiencia son características que, combinadas con el análisis y las herramientas de gestión adecuadas, suelen generar una potente fórmula en cuanto a la toma de decisiones.

«ISEM no solo ha supuesto un punto de inflexión en mi carrera profesional, sino también en mi vida»

¿Consideras que es importante seguir formándose a lo largo de la carrera profesional?

Absolutamente. Siempre he considerado importante seguir formándome y actualizándome de forma permanente. No solo debemos ser capaces de adecuarnos a los cambios, sino de crear el cambio nosotros mismos, y en los tiempos convulsos que estamos viviendo esto cobra una especial relevancia.

¿Cómo valoras la relación con ISEM tras realizar el máster? ¿Qué opinas de la agrupación y las actividades Alumni?

Los vínculos que me unen a ISEM han estado siempre presentes desde que finalicé el Master, el contacto y la cercanía por parte del equipo ISEM es inmejorable. Como decía anteriormente, ISEM no solo ha supuesto un punto de inflexión en mi carrera profesional, sino también en mi vida, la huella que dejan todos sus docentes, por su calidad académica y humana, es imborrable.

Además, la agrupación de Alumni creo que es el catalizador que permite conservar vivo el espíritu ISEM, mantener el contacto, conocer personas interesantísimas de otras promociones, no olvidemos que el Máster de ISEM es el semillero de talento y el futuro de la industria de la moda. Asimismo, es una maravilla poder seguir con la formación continua por medio de las actividades que organiza, siempre con ponentes relevantes de altísimo nivel.

Lee la experiencia de otros alumnos del Executive Master in Fashion Business Administration – FBA


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *